jueves, 17 de octubre de 2013

Slow Live...sin prisas


   Hoy que es mi cumpleaños me he levantado con entusiasmo renovador. Siempre nos pasa a los humanos, nos planteamos metas que cumplir en fechas señaladas: septiembre, fin de año, cumpleaños...e intentamos realizar nuestros propósitos. Pero la pregunta no es el qué sino cómo. Queremos hacer las cosas rápido, conseguir nuestro objetivo lo antes posible y terminar nuestras tareas para librarnos de ellas....¿yyy...? ,¿no es mejor disfrutar del camino y las cosas que vamos aprendiendo?. De esto se trata la filosofía Slow Live. Yo no lo entiendo como dejémoslo todo y tumbémonos en el sofá, dejemos que las cosas fluyan y sentémonos a meditar...no creo que sea así. Vivir la vida lentamente es hacer las cosas importantes, apasionarte por lo que te gusta, disfrutar de los amigos y familia...pero sin prisas, saboreando cada segundo.

vuelvo en...stimuls


El otro día entré en la estación de tren y mientras caminaba tranquilamente junto a 4 ó 5 personas más hacia el anden, a una de ellas le entró la prisa (todavía no sé porque) y se puso a correr. Todos empezaron a correr ansiosos pensando que perdían el tren, hasta unos de ellos me empujó para pasar más rápido. Por mucho que le dije que todavía faltaban 4 minutos nadie me escucho. ¿Se han vuelto todos locos?...todavía sorprendida llegué al anden, me coloqué donde me va bien para bajar , esperé un minuto y llegó el tren. ¿Hacia falta correr? Pues no. Y lo malo es que hacemos eso en la vida, sin querer.

El movimiento Slow nació gracias a Carlo Petrini en el año 1986. Todo surgió a partir de la apertura de un restaurante de comida rápida en la Piazza Spagna de Roma. De ahí partió el Slow Food para reivindicar la comida de la “mamma”. Cada uno reinterpreta a su forma este movimiento dando más toques hacia lo natural, lo hecho uno mismo, reciclable...todo lo que conlleve dejar a un lado la rapidez. Y repito lo anterior, no es el qué, es el cómo, puedes comer una hamburguesa pero saboreando la salsa, degustando la carne y chupándote los dedos al final.

La teoría es muy bonita, la práctica cuesta, pero vale la pena intentarlo. Espero no ponerme muy “ñoña” pero no puedo evitar escribir esta cita  de Lao Tsé que leo siempre que puedo para no perder el rumbo:
Si estás deprimido, estás viviendo en el pasado;
Si estás ansioso, estás viviendo en el futuro;
Si estás en paz, estás viviendo en el presente.
(....y sin prisas).

Puedes seguirnos en:

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Pinterest Siguenos en Blogger

TRADUCTOR

CONTACTA CON STIMULS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *